Empezando cerca de los 25 años de edad, los signos de envejecimiento general de la piel comienzan a hacerse visible en la superficie. Con el envejecimiento, los procesos en la piel aminoran la marcha, y la estructura se debilita. Las sustancias que mantienen a la piel firme y suave empiezan a disminuir. Esto se debe a la combinación de los efectos de los procesos internos de envejecimiento con los factores externos.

Uno de los signos de envejecimiento más visibles son las arrugas, que son cada vez más profundas con el correr del tiempo. Existen varias maneras de tratarlas, y estas pueden ser invasivas y no invasivas.

SIGNOS Y SÍNTOMAS, Y CAUSAS Y DETONANTES

¿Dónde aparecen las arrugas y por qué?

A medida que envejecemos, las sustancias que mantienen nuestra piel suave disminuyen. Estas incluyen el colágeno, la elastina y el Ácido Hialurónico. En la piel joven, un arreglo normal del tejido dérmico y abundante suministro de colágeno y elastina, que contribuyen al pilar que le da estructura a la piel significa que luce pareja y se siente firme. Con el tiempo, el proceso interno de envejecimiento predeterminado por nuestros genes junto con el estrés oxidativo que se causa externamente, por ejemplo por la exposición solar, comienzan a afectar el modo en que luce la piel.

Una disminución del 1% anual de los niveles de colágeno y una creciente desorganización del arreglo del tejido dérmico, causan la pérdida de fuerza de la piel y la aparición de arrugas.

Otro factor clave en la formación de arrugas es la decreciente producción de Ácido Hialurónico. Esta es la sustancia vinculante que rodea las células dándole a la piel su apariencia joven y suave. La disminución de esta sustancia propia de la piel, hace que la estructura de la piel pierda la sensación de abundancia y firmeza, y que se vuelva más susceptible a los pliegues.

Estos procesos de envejecimiento general también contribuyen a la pérdida de densidad y pérdida de volumen.

Estructura de la piel envejecida
Tanto la estructura de la piel y las sustancias que ella contiene atraviesan cambios con el correr del tiempo. Estos cambios pueden verse en la superficie como líneas de expresión y arrugas.
El rostro de una mujer con arrugas.
Las primeras líneas de expresión y arrugas visibles aparecen alrededor de los ojos.

A diferencia de la pérdida de volumen y la pérdida de densidad, las arrugas son fáciles de localizar ya que aparecen como líneas o pliegues característicos en el rostro. Tienden a volverse visibles primero en ciertas áreas:

En la frente se pueden visualizar líneas horizontales y surcos entre las cejas. Estas comienzan como "arrugas de expresión", y en parte se producen por las expresiones faciales. Con el tiempo se hacen más profundas.

En las esquinas externas de los ojos aparecen líneas de expresión, que se vuelven más pronunciadas con el paso del tiempo. Estas son conocidas como "patas de gallo" o "líneas de risa". Estas arrugas generalmente son las primeras que se ven. Esto se debe a que aquí la piel es muy delgada y más propensa a que se marquen las líneas que en otra parte del rostro.

De la nariz a la boca aparecen arrugas más profundas que unen las dos áreas. Estas son conocidas como pliegues nasolabiales. La aparición de estas arrugas puede estar vinculada a la pérdida de volumen ya que también son un signo de la piel floja.

Con el tiempo aparecerán líneas por todo el rostro. No están afectadas por las expresiones faciales y siempre serán visibles. Primero aparecen como una  textura de la piel rugosa que gradualmente se vuelven arrugas más pronunciadas con el envejecimiento. La reducción de elasticidad y de densidad contribuye a su formación. Pueden aparecer en cualquier parte del rostro pero son más evidentes alrededor o justo debajo del área de los ojos.

Estructura de la piel envejecida
Aparecen líneas en la frente, surcos entre las cejas y líneas de risa. A medida que envejecemos se vuelven arrugas gradualmente más pronunciadas.
La boca de una mujer con pliegues nasolabiales
La líneas de expresión alrededor de la boca y la nariz pueden convertirse en los llamados pliegues nasolabiales más profundos y visibles.
FACTORES QUE CONTRIBUYEN

¿Qué más puede hacer una diferencia en las arrugas?

Las arrugas son una parte inevitable del envejecimiento, pero hay factores internos y externos que pueden acelerar su desarrollo.

Wrinkles under eyes

Exposición solar
Si no se protege la piel del sol, los rayos UV pueden contribuir con las arrugas. La exposición prolongada y repetida daña el colágeno y resultará en una estructura de la piel menos elástica y debilitada que se arruga con mayor facilidad. Lee más sobre cómo los rayos UVA y UVB aceleran el envejecimiento de la piel aquí.

Una mujer mirando hacia el sol, protegiéndose con la mano.
La exposición al sol acelera el envejecimiento de la piel más que cualquier otro factor externo.

Wrinkles on the forehead

Fumar
El estrés oxidativo se desencadena por fumar, permitiendo que los radicales libres dañen la estructura de la piel, y contribuye al envejecimiento general de la piel incluyendo las arrugas. Además, la nicotina y los químicos que contiene un cigarrillo dañan el colágeno y la elastina de la piel. Esto afecta la fuerza y elasticidad y también puede producir arrugas.

Resecamiento producto de la edad
Un signo común de envejecimiento es el resecamiento producto de la edad. Como resultado de la disminución de la función de la piel algunas pieles avejentadas se vuelven cada vez más secas y también pueden tener picazón y aspereza. Esto se debe a la disminución en la cantidad de Ácido Hialurónico producido en la piel. Al mismo tiempo, el estado de esta piel es más propenso a las arrugas.

SOLUCIONES

Mejorar la apariencia de la piel

Aunque toda la piel sana envejecerá, hay cosas que podés hacer para demorar la aparición de arrugas y agregar luminosidad a tu piel.

Ingredientes activos

Estos ingredientes para el cuidado de la piel se encuentran en productos anti-envejecimiento. Todos tienen una función diferente en la piel y pueden ayudar, junto con otros ingredientes de productos cosméticos, a reducir la aparición de arrugas de diferentes maneras.

  • Coenzima Q10
    Estimula la producción de energía dentro de las células.
  • Pentapéptidos
    Ayudan a aumentar la producción de colágeno propia de la piel y a reconstruir la estructura de la piel, suavizando la apariencia de las arrugas.
  • Alfahidroxiácidos (AHA):
    Actúan como exfoliantes poderosos. Rompen los vínculos que mantienen juntas a las células secas y dañadas para estimular la aparición de piel nueva.
  • Ácido Hialurónico
    Una sustancia presente naturalmente en nuestra piel que tiene la capacidad de acumular hasta 30 veces más su peso molecular en agua. Como un activo para el cuidado de la piel tiene una acción de bombeo potente que puede actuar con eficacia sobre la reducción de las arrugas. Es el activo clave en Eucerin Hyaluron-Filler.
  • Saponina
    El bioactivo derivado de la soja ha probado ser una de las sustancias más efectivas para estimular la producción natural de Ácido Hialurónico de la piel. Penetra en las capas epidérmicas más profundas donde se forman las arrugas, para apoyar la síntesis de la nueva piel absorbiendo Ácido Hialurónico. Este activo es un ingrediente clave en Eucerin Hyaluron-Filler.
  • Extracto de Magnolia
    Un activo altamente concentrado extraído de la corteza del árbol de la Magnolia. Trabaja para mejorar la capacidad de almacenamiento de las células que brindan el volumen en las capas más profundas de la piel para aumentar el tamaño y el número (probado en estudios in vitro). Esta acción de bombeo ayuda a disminuir la aparición de arrugas. También utilizado para tratar la pérdida de densidad y pérdida de volumen.
  • Oligopéptidos
    Estimula y apoya el sistema de colágeno de la dermis. Este fortalecimiento de la estructura de la piel ayuda a reducir la apariencia de las arrugas. Los oligopéptidos también tienen un efecto estimulante en la actividad metabólica de la piel, reactivando la interacción de las células de la piel para restaurar la pérdida de luminosidad. También es útil para tratar la pérdida de densidad y la pérdida de volumen.

Una mujer aplicándose crema gota por gota sobre el pómulo derecho.
El uso de productos antienvejecimiento pueden ayudar a reducir la apariencia de las arrugas.
Una mujer aplicándose crema en el rostro.
Las sustancias, como coenzima Q10, AHA, pentapéptides, Ácido Hialurónico, saponina, magnolol y oligopéptides son los ingredientes activos de las fórmulas de los productos antienvejecimiento.

Invasivo

Inyecciones de relleno dérmico: Estas están diseñadas para rellenar las arrugas de la piel, más comúnmente con Ácido Hialurónico.

La investigación médica ha demostrado que el uso de algunos productos para el cuidado de la piel que contengan Ácido Hialurónico pueden mejorar significativamente los efectos de los tratamientos rellenadores con Ácido Hialurónico cuando se utilizan los productos para el cuidado de la piel con regularidad después de la inyección por un período prolongado de tiempo: especialmente alrededor de los ojos. El Ácido Hialurónico es el activo principal en Eucerin Hyaluron-Filler y ha sido probado además en una prueba clínica como cuidado para la piel de uso externo especialmente en el área de los ojos con resultados medibles. Lee más acerca de la investigación aquí.

Inyecciones de toxinas botulínicas: Estas trabajan restringiendo temporariamente el movimiento de los músculos faciales. Se las utiliza comúnmente en la frente y alrededor de los ojos. Reducen las arrugas causadas por las expresiones faciales. Los efectos desaparecen después de varios meses y el procedimiento debe repetirse para mantener los resultados.

Una mujer preparándose para un tratamiento de relleno.
Los rellenos dérmicos son utilizados con frecuencia para tratar los pliegues nasolabiales profundos entre la nariz y la boca, también conocidos como líneas de sonrisa.
Una mano con guante sosteniendo una jeringa
Los rellenos dérmicos se aplican con una aguja fina. Esto se realiza en un ambiente clínico dermatológico.

Estos procedimientos siempre deberían ser llevados a cabo por un dermatólogo en un ambiente clínico u otro profesional colegiado en el ámbito de una clínica.