Piel seca y extremadamente seca (atópica) es una enfermedad crónica de la piel muy común que afecta a adultos, niños y bebés. La piel del rostro y del cuerpo es muy seca e irritable. Típicamente la piel seca y extremadamente seca (atópica) tiene dos fases: la activa (también conocida como "brotes") y la inactiva. Es importante que quienes la padezcan protejan la piel durante las fases de inactividad para prolongar los períodos entre las fases activas.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

¿Qué es la piel seca y extremadamente seca (atópica)?

La piel seca y extremadamente seca (atópica) es una enfermedad crónica no contagiosa en donde la piel del rostro y/o el cuerpo se reseca, pica o irrita constantemente. Afecta el 10% de la población mundial (de los afectados entre 10-20% son niños y 2-5% adultos) y, durante los últimos 30 años, los casos crecieron un 200-300%.

Los bebés y los niños pequeños son los más comúnmente afectados. 90% de los pacientes experimentaron síntomas antes de los cinco años de edad y el 80% antes de los dos años.

En los niños y bebés el área más comúnmente afectada de la piel es el rostro aunque, a medida que crecen, la erupción se puede esparcir al cuerpo. La piel seca y extremadamente seca (atópica) facial afecta a todas las edades y generalmente aparece como áreas de piel seca y escamosa en el cuero cabelludo, frente, contorno de ojos y detrás de las orejas. Los brotes también son muy comunes en las mejillas, particularmente en los bebés.

Los síntomas difieren de persona en persona, de estación en estación, incluso de día a día. Quienes la sufren describen dos fases distintivas en la piel atópica: inactiva ("intervalo") y aguda ("brotes").

Ilustración de una piel con síntomas de Piel seca y extremadamente seca  (Atópica)
1. La función de barrera de la piel dañada facilita la invasión de microorganismos. 2. Activación de las células inmunes, irritación. 3. Picazón.

En un brote agudo, quienes lo padecen experimentan: liviana a intensa picazón y la piel roja a muy roja, descascarada, dispareja a hinchada, dolorida y con sangrados suaves.

Durante la fase sin brotes, los síntomas van de piel seca a muy seca, levemente descascarada, irritada (una afección, que no es una enfermedad, también conocida como xerosis) y las áreas afectadas podrían presentar pequeñas grietas cicatrizadas.

Así como los problemas causados por la propia irritación de la piel, la piel seca y extremadamente seca  (atópica) puede conducir a más problemas físicos y psicológicos como la falta de sueño, la discriminación, el estrés y la pérdida de confianza en general, particularmente en este caso. Como resultado, quienes la sufren generalmente restringen su vida diaria modificando su vestimenta, su alimentación, el maquillaje que escogen y las actividades en las que participan. Hasta las relaciones pueden verse afectadas si quien lo padece siente que su atractivo disminuye con los síntomas.

El perfil de una mujer con  piel enrojecida en las mejillas.
La piel seca y extremadamente seca (atópica) puede conducir a varios problemas físicos y psicológicos como (entre otros) la discriminación, el estrés y la baja autoestima.
Una piel que luce con una infección descascarada.
Los síntomas agudos de los brotes puede ser picazón intensa, piel enrojecida a muy roja, piel descascarada, adolorida y hasta con suaves sangrados.

Sufres de piel seca y extremadamente seca (atópica) si….

  1. Tu piel está seca y enrojecida y, a diferencia de la piel seca y muy seca, no se la puede curar, solo manejar.
  2. Tu piel es propensa a escamarse, espesarse y agrietarse. La piel tiene picazón intensa y tiene tendencia a enrojecerse e inflamarse. Esto no solo es causado por la falta de humectación sino también por la interrupción del metabolismo de los ácidos grasos que conducen a una falla en la función de barrera de la piel.
  3. Tu piel seca experimenta brotes.

Si tienes dudas acerca de tus síntomas consulta con un médico o dermatólogo.

CAUSAS Y DETONANTES

Potenciales causas y detonantes de la piel seca y extremadamente seca (atópica).

No existe una única causa de la piel seca y extremadamente seca (atópica) probada. Tristemente tampoco hay una cura. Sin embargo, evitar los detonantes y un proactivo cuidado diario intensivo pueden prolongar las fases saludables de la piel atópica mientras un tratamiento intenso ofrece rápido alivio y recuperación de los síntomas de los brotes.

Hay una gran cantidad de teorías genéticas y del medio ambiente sobre cómo ciertas personas desarrollan la piel seca y extremadamente seca (atópica) y otras no. Estas son:

  • Vínculos genéticos. La piel seca y extremadamente seca (atópica) es la forma de eczema más común.

Si ambos padres tienen piel seca y extremadamente seca (atópica), sus hijos tienen una probabilidad del 60-80% de heredarla.

  • Clima/Contaminación. Clima/Contaminación. Vivir en un país desarrollado, en una ciudad (especialmente una con altos niveles de contaminación) o en un clima frío parece aumentar el riesgo. Por ejemplo, los niños de Jamaica que están en Londres tienen el doble de probabilidades de desarrollar una piel seca y extremadamente seca (atópica) que aquellos que viven en Jamaica.
  • Género. Las mujeres son levemente más propensas a la piel seca y extremadamente seca (atópica) que los hombres.
  • Una madre de edad avanzada al nacer su hijo. Cuanto más avanzada la edad de la madre, más altas las probabilidades de que el niño desarrolle una piel seca y extremadamente seca (atópica).
Una mujer utilizando un inhalador.
Si un padre tiene piel seca y extremadamente seca (atópica), sus hijos tiene una alta probabilidad de contraer la enfermedad.
Una ciudad con smog.
Vivir en zonas con altos niveles de contaminación aumenta el riesgo de contraer piel seca y extremadamente seca (atópica)
El ciclo atópico de la piel (también conocido como el ciclo de la picazón)

Hay cuatro factores patogénicos de la piel seca y extremadamente seca (atópica):

1. Deficiencia hereditaria en la filagrina; una deficiencia en los factores de humectación natural (FHN) como los aminoácidos.
2. Metabolismo epidérmico de los lípidos interrumpido (ceramidas, colesterol y ácidos grasos libres) y daños en la formación de la barrera de lípidos.

Esto conduce a la piel seca con la función de barrera interrumpida. Esto hace entonces que los agentes infecciosos penetren con mayor facilidad:

3. Crecimiento microorganismos.
4. Influencias del medio ambiente como irritantes, alérgenos y contaminación.

La piel seca e irritada resulta en una inflamación y picazón. La picazón constante puede conducir querer rascarse constantemente. Esto interrumpe la barrera de la piel, que resulta en un creciente medio húmedo para las bacterias. Esto, a su vez, causa irritación y subsecuente picazón e inflamación. Y entonces continúa el ciclo atópico (ver ilustración).

FACTORES QUE CONTRIBUYEN

Otros factores que contribuyen

Existen otras influencias que pueden agraviar los síntomas existentes, aunque estas varían de persona en persona. Estas incluyen:

  • ciertos alimentos y bebidas (en particular los lácteos, frutos secos, los frutos de mar y el alcohol)
  • alérgenos (ácaros, polen y/o polvo)
  • formaldehído
  • productos de limpieza
  • estrés
  • insomnio
  • transpiración
  • humo de cigarrillo

Lee más acerca de los factores que influyen en la piel.

Una mujer mirando hacia abajo, en una postura estresada -tocándose la frente con la mano
Hay una gran cantidad de influencias como (entre otras) el estrés y el insomnio que pueden afectar los síntomas de la piel seca y extremadamente seca (atópica)
SOLUCIONES

Controlar los síntomas de piel seca y extremadamente seca (atópica)

Aunque no existe una "cura" para la piel seca y extremadamente seca (atópica) se pueden manejar los síntomas a través de cuidados consistentes y regulares.

Emolientes

Los emolientes (también llamados humectantes) son clave para este cuidado de la piel y deberían utilizarse todos los días, sin importar si quien la padece se encuentran en una fase activa o inactiva. Estos son las lociones, cremas faciales, pomadas y aditivos para el baño/ducha que aceitan la piel y ayudan a mantenerla elástica, humectada y protegida de los irritantes. Esto también ayuda a prevenir la picazón y puede reducir la frecuencia de los brotes.

La función de los emolientes es prevenir la piel seca y extremadamente seca  (atópica) de los brotes. Esto es conocido como cuidado básico.

Con la piel seca y extremadamente seca (atópica) facial es particularmente importante que los humectantes formen parte de la rutina de cuidado facial diaria.

Una mujer relajándose en un baño de espuma
Se recomienda utilizar en los baños y duchas aditivos que humecten tu piel.
Una mujer aplicándose crema en la mejilla izquierda.
Usa a diario humectantes para tu rostro con piel seca y extremadamente seca (atópica) facial.

Ingredientes clave que los emolientes pueden incluir:

  • Ácidos grasos omega-6 del Aceite de Onagra y Aceite de Semilla de Uva. Estos alivian y nutren la piel enferma mientras reponen la barrera protectora natural de la piel.
  • Licochalcona A (un extracto de la raíz de licorice). Este es un antiinflamatorio y antioxidante natural que reduce el enrojecimiento y suaviza la irritación.

Tratamientos dermatológicos

Los tratamientos medicinales, como las pomadas (que normalmente contienen hidrocortisona) enfrentan los síntomas de los brotes y ayudan a reducir cualquier inflamación o picazón.

Cuidado personal diario para el rostro con piel seca y extremadamente seca (atópica)

  • Las bajas temperaturas, particularmente a la noche, son provechosas porque la transpiración causa irritación y picazón.
  • Los productos de cuidado básico es mejor mantenerlos en la heladera ya que la aplicación de cremas y lociones frías ofrecen alivio adicional a la picazón.
  • Se puede usar maquillaje pero lo mejor es utilizar productos para piel sensible.
  • Escribir en un diario puede ayudar a monitorear si ciertas comidas o bebidas influyen en los síntomas.
  • Vacaciones en destinos con climas terapéuticos, como el Mar del Norte, el Atlántico, el Mar Muerto, el Mediterráneo o en áreas montañosas pueden ser provechosas.
  • Los ejercicios de relajación, como yoga y meditación pueden ayudarte a reducir el estrés, uno de los factores que pueden afectar a la Piel seca y extremadamente seca (Atópica) facial.
  • Cuando aparece la picazón, es mejor dar palmaditas en la piel en vez de rascarla. La palmada tranquiliza la piel, pero no la daña. Después de ducharte, secate la piel con suaves palmadas y luego aplica la crema/loción de inmediato.
  • Mantén cortas y suaves las uñas de los niños para evitar las infecciones producto del rascado.
  • Evita las irritaciones mecánicas como las esponjas abrasivas.

Una mujer escribiendo en su anotador.
Trata de organizar tu cuidado diario, por ejemplo, tomando notas.
Una mujer relajándose con una máscara de ojos.
Desde un punto de vista holístico: trata de evitar el estrés y relájate (por ejemplo: usa una máscara de ojos refrescante). El estrés puede desencadenar los síntomas de la piel seca y extremadamente seca (atópica).

Si tienes dudas acerca de qué dirección tomar, no dudes en consultar a un médico o dermatólogo.